Secciones

I. Conceptos, espacios, historias. Nuevos estudios, y nuevas aproximaciones, precisan de debate conceptual e historiográfico acerca de los objetos y campos de estudio. Nos acercamos al Barroco Iberoamericano, pero ¿Qué entendemos por Barroco? ¿Qué limites culturales aceptamos para el término Iberoamérica en la temprana Edad Moderna? ¿Cómo analizamos la posición artística y política de centros como Manila, Macao o Malaca? ¿Cómo lo ha hecho la historiografía? ¿Cómo buscamos hacerlo en 2022?

  • El concepto del barroco, entre Europa y América, entre la Edad Moderna y el siglo XXI.
  • Teoría e imagen: el neobarroco.
  • Iberoamérica: espacio geográfico, espacio conceptual.
  • En los márgenes del Barroco, en los márgenes de Iberoamérica.
  • Historiadoras e historiadores entre siglos y entre océanos.

II. La migración de imágenes, ideas, obras y creadores.Una de las principales líneas de investigación en los estudios americanistas se ha centrado en el estudio del trasiego de imágenes entre diversos continentes a través del grabado y su inmensa capacidad de difusión, pero también a través de la importación de obras de otros continentes, o de los viajes de sus artífices. También las ideas políticas y cultuales, la poesía y el teatro, la creación musical y las costumbrtes locales cruzaron los diversos océanos.

  • Grabados, imprentas y difusión de imágenes y tipos iconográficos.
  • Las rutas artísticas y el patrimonio histórico y cultural.
  • La presencia de pintura americana en Asia y Europa.
  • La presencia de pintura europea en Asia y América.
  • El teatro, la música y la poesía.
  • Literatura y emblemática: conceptos, imágenes y alegorías entre las bibliotecas privadas y la fiesta pública.
  • Artistas, músicos y literatos viajeros: estancias, proyectos y motivaciones.
  • El papel de las consortes y la transmisión del legado cultural.

III. Santos, santas y devociones migrantes. En ocasiones se alude al mundo de la temprana Edad Moderna como un mundo globalizado, etiqueta que puede generar debate a diversos niveles, pero que se evidencia en el caso de la circulación de imágenes religiosas y devociones. En la segunda mitad del siglo XVIII, al tiempo que el culto a la Virgen de Guadalupe mexicana llegaba a Valencia, se pintaban diversas verdaderas efígies de la Virgen de los Desamparados en el Cusco y se dedicaba una magnífica iglesia, con talla, camarín y pinturas incluidas, a esta misma devoción en Manila.

  • Viajes de ida y vuelta de devociones y tipos iconográficos.
  • Adaptación y resignificación de imágenes religiosas.
  • Los usos de la imagen religiosa en los diversos territorios.
  • Las órdenes religiosas y la imágen devocional.
  • Vírgenes, mártires y evangelizadores.

IV. El viaje de las formas arquitectónicas.El viaje de arquitectos, tracistas y canteros no significó solo la difusión de diversas ideas cambiantes en la teoría constructiva, desde las utopías renacentistas al academicismo, también la llegada de diversas formas constructivas, su adaptación al territorio y a los materiales y su conexión, o no, con los significantes tracionales de esas formas. Bóvedas, serlianas, estípites, cipreses o decoración vegetal de todo tipo e inspiración viajan entre los océanos, generando un rico debate historiográfico en torno al uso de los mismos en diversos contextos.

  • Teorías urbanísticas y teorías constructivas: utopías y realidades.
  • El debate historiográfico en torno a ciertos elementos arquitectónicos: bóvedas, estípites, serlianas.
  • La planta de los edificios y sus significados.

V. El viaje de materias y objetos de arte. Además del intercambio de objetos artísticos -pinturas, muebles, esculturas, joyas- entre los diversos focos de creación de la temprana Edad Moderna, también viajaron los materiales, generaron nuevas tipologías, se adaptaron a nuevos usos y se produjeron obras que evidencian este mundo globalizado, como los biombos novohispanos: técnicas asiáticas, reinterpretadas en América y con un fuerte impacto en los gustos culturales en el resto del mundo.

  • Entre mármol y tezontle, usos e intercambios de materiales y técnicas.
  • Los materiales de la carrera: nácar, lacas, plumas, pigmentos.
  • Objetos globalizados: biombos, enconchados, orfebrería.
  • Conservación y expolio, estado actual de los objetos migrantes.

VI. Experiencias personales, publicas y privadas, colectivas e individuales. La migración de ideas, formas e imágenes, se produjo gracias a la de personas, experiencias personales que también aportarán impulso a formas y géneros artísticos. Virreyes, caciques, soldados, artistas europeos, chinos, nativos o criollos, frailes y monjas, comerciantes o trabajadores mineros ocuparon en primera persona el trasiego de las rutas oceánicas, se retrataron, recibieron grandes recepciones, construyeron sus casas y palacios, todos murieron y a algunos se le levantó un catafalco.

  • El periplo americano en el arte.
  • La construcción privada: casas, palacios, haciendas, explotaciones.
  • Planificación urbana y arquitectura pública: ciudades, edificios y mecenas.
  • Festejo y ceremonia: entradas triunfales, exequias, proclamaciones.
  • El retrato en el mundo iberoamericano.