Presentación

V Simposio Internacional
Jóvenes Investigadores del Barroco Iberoamericano

19, 20 y 21 de octubre de 2022
Universitat de València

Organiza: Centro de Estudios del Barroco Iberoamericano (CEIBA)

El viaje, entendido de manera estricta como el traslado que se hace de una parte a otra por cualquier medio, es uno de los desencadenantes más evidentes de mutación e intercambio artístico. Siempre ha sido uno de los objetos de estudio centrales en el arte iberoamericano de los siglos de la Edad Moderna: viajaron artistas y arquitectos, sus patrones y mecenas, obras de arte, grabados, costumbres, gustos, alimentos, modas y también historiadoras e historiadores. Un viaje que se servía de las flotas y galeones, pero que alteró la práctica artística y cultural mucho más allá de esas rutas, trayectos de ida y vuelta por donde se colaron todo tipo de artefactos culturales.

No planteamos solo el estudio del viaje de obras, artífices y mecenas de manera estricta, también el debate en torno a la migración de las ideas, formas e imágenes, en el espacio y en el tiempo, al modo en que lo pensó y teorizó Aby Warburg. Soluciones arquitectónicas, tipos iconográficos, objetos de arte, devociones, mobiliario o ceremoniales originados en el Cusco, Valencia o Manila, que, por diversas rutas, y no siempre oficiales o fácilmente rastreables, acabaron difundiéndose, enraizando, resignificándose o adaptándose a los gustos de las diversas comunidades en Sevilla, Macao o Ciudad de México.